Archivo de mayo, 2014

A Cambio de nada

A Cambio de nada

Se me ha ocurrido comenzar este artículo haciendo uso de una frase compartida con don Cristian Hermosilla, director del diaria “El Sancarlino y de radio Contigo, a propósito de un comentario que los dos hicimos una vez terminado el sencillo pero no menos emotivo cumpleaños de la Mena. Efectivamente así es, que vamos a esperar de ella o que nos podría retribuir ella, materialmente hablando, obviamente que nada, entonces ¿el porque de su cumpleaños?, ¿el porque de toda la disposición de muchas personas que se esmeraron en preparar tan bellamente todo?, y lo digo porque testigo fui este año y también en los anteriores, de cómo surge espontáneamente un cariño, disposición y ternura especial cuando se trata de realizar esta actividad que ya se ha caracterizado en nuestra parroquia en torno a la última semana de mayo, para celebrar el cumpleaños de la Mena, creo que la respuesta se encuentra en lo que el mismo Señor nos enseña y nos manda a cumplir cuando nos dice por ejemplo “ dejen que los niños vengan a mi, no se lo impidan ya que de los que son como los niños pertenece el reino de los cielos” Mt. 19:14, o cuando nos dice también, “lo que hiciste a uno de estos hermanos míos, aún a los más pequeños a Mí me lo hiciste” Mt. 25:40.
Sin duda que la Mena, representa el prototipo de ambas realidades, ¿no es una inocente niña?, que juega con su muñeca o te para en cualquier parte y te habla sin más ni más, o ¿no se trata ella de uno de esos hermanos más pequeños de los que el Señor nos habla?.
Desde luego que así es, por lo tanto damos gracias a Dios el que como parroquia con nuestro párroco como principal gestor, una vez más este año le celebramos el cumpleaños a la Mena, donde ella disfruto, bailó, recibió regalos, se fotografió con todos, no faltaron los gorritos ni la torta y particularmente se sintió muy agrada en una amena conversación con el padre Gustavo. Todo pareciera que “ a cambio de nada”. Sin embargo tenemos la plena certeza de que los más beneficiados fuimos nosotros ya que lo que se recibe al tener gestos como estos, los que para cada uno de nosotros no representan mayor gasto material, sin embargo recibimos el ciento por uno, como el Señor los promete.
Tenemos mucho que aprender de personas como la Mena
Continuemos por ese camino que nos hace tan bien como seres humanos que somos y especialmente nos hace muy bien como comunidad.

Feliz cumpleaños Mena, que Dios te bendiga.
Diacono Miguel Pincheira S.M.
Equipo de comunicación Parroquia San Carlos Borromeo

Retrato de una Madre

Retrato de una Madre

“Hay una mujer que tiene algo de Dios por la inmensidad de su amor, y mucho de ángel por la incansable solicitud de sus cuidados; una mujer que, siendo joven tiene la reflexión de una anciana, y en la vejez, trabaja con el vigor de la juventud; la mujer que si es ignorante descubre los secretos de la vida con más acierto que un sabio, y si es instruida se acomoda a la simplicidad de los niños; una mujer que siendo rica, daría con gusto su tesoro para no sufrir en su corazón la herida de la ingratitud; una mujer que siendo débil se reviste a veces con la bravura del león; una mujer que mientras vive no la sabemos estimar porque a su lado todos los dolores se olvidan, pero que después de muerta, daríamos todo lo que somos y todo lo que tenemos por mirarla de nuevo un instante, por recibir de ella un solo abrazo, por escuchar un solo acento de sus latidos. De esa mujer no me exija el nombre si no quieres que empape de lágrimas vuestro álbum, porque yo la vi pasar en mi camino”.

Se trata de una hermosa reflexión que el Obispo Ramón Ángel Jara, le regalara a la Iglesia y a toda persona de buena voluntad al finalizar el siglo 19, y que hoy por sigue plenamente vigente. Como equipo de comunicación de la Parroquia San Carlos Borromeo queremos, de una forma sencilla pero con todo cariño, entregarla en el día de la madre a todas las madres y particularmente a las que incansablemente e incondicionalmente entregan lo mejor de sí para sus hijos, para la sociedad y para la Iglesia. Sería injusto no hacer un merecido reconocimiento como comunidad Cristiana de San Carlos por la gran cantidad de madres que nos regalan su cariño y su entrega generosa, colocando todo ello al servicio de la Iglesia. Su presencia es evidente y es común verlas participar en cuanta actividad con las que nuestras comunidades van formando su quehacer eclesial; son ustedes el brazo extendido de nuestros sacerdotes, sin vuestra presencia tendríamos en los grupos, instituciones y comunidades cristianas una verdadera orfandad, pero gracias a Dios sabemos que podemos contar con ustedes, muchas veces restando el valioso tiempo a sus familias.

Vuestro testimonio queridas mamitas es invalorable, y faltarían palabras para manifestarles nuestra gratitud y admiración, solo nos resta rogar a Dios nuestro Padre y a la Madre de todos que es la Santísima Virgen Maria, que en este día, el día de la madre, les colme de bendiciones y que reciban el saludo y el cariño de sus hijos, junto con el de cada uno de nosotros.

Felicidades mamás!!

Diacono Miguel Pincheira S.M.
Equipo de comunicación Parroquia San Carlos Borromeo

El trabajo, un apostolado.

El trabajo, un apostolado.

A propósito de la reciente celebración del día del trabajador nos parece importante destacar una de las tantas características que son parte de la labor que realizamos, nos referimos a hacer de nuestro trabajo un verdadero apostolado, haciendo con ello realidad lo que tan acertadamente papa, hoy San Juan Pablo II, nos manifestara en su visita a nuestra patria, al hacer mención del “Evangelio del trabajo” , es decir “La buena noticia del trabajo”. Esto se hace claramente palpable en personas, que Gracias a Dios, demuestran esta buena noticia al hacer de su trabajo un auténtico apostolado, y aunque este no este ajeno a sacrificios, renuncias y muchas veces sinsabores, logran hacer que la vida de muchas personas sea más agradable, sobre todo cuando en su labor transparentan amabilidad, calidez y muchas veces ternura y comprensión.

Creo justo y oportuno, y no solo estoy hablando en nombre propio, sino de muchos de los que formamos la comunidad parroquial San Carlos Borromeo, con nuestro párroco incluido (ya que él fue el principal gestor de la idea de este artículo), hacer un justo reconocimiento en la persona de nuestra secretaria Patricia Meriño Hernández, cariñosamente “Patita”, por su perfil humano y trato tan delicado, como tierno y amable en su abnegado tarjado como secretaria parroquial. De ella precisamente podemos decir que hace de su trabajo un verdadero apostolado, no solo por el interés en hacer las cosas bien, sino de una manera especial por la dedicación y atención que coloca para escuchar los requerimientos de tanta gente que llega a nuestras oficina de la parroquia, muchas de ellas cargando el peso de la tristeza o de algún problema grave, y que con solo ser escuchadas con la diligente atención, como Patita lo hace, salen renovados, fortalecidos, animados y en muchos de los casos con sus problemas solucionados. A esto debemos agregar con justicia el reconocimiento que el propio Obispo de nuestra diócesis le hace, al referirse a que nuestra parroquia está entre las 7 mejor evaluadas y conceptuadas en cuanto a su gestión administrativa y de una real transparencia financiera, todo ello en gran medida gracias a la labor eficiente de nuestra querida secretaria Patita.

CartaObispo

Felicidades Patita, que Dios le bendiga y muchas gracias por todo
Equipo de comunicaciones del la Parroquia San Carlos Borromeo